Mejor ejemplar absoluto ranking 2016
Mejor ejemplar absoluto ranking 2016
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA EL FOMENTO DE LA RAZA BULLDOG FRANCÉS
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA EL FOMENTO DE LA RAZA BULLDOG FRANCÉS

Características esenciales de los buenos jueces de razas

Curtis & Thelma Brown

 

Entre las muchas cualidades que se dan en un juez experto y de éxito dentro del ámbito de las exposiciones de perros se incluyen las siguientes:

Deseo. A un buen juez le gustan los perros y tiene un fuerte deseo de saber mas y mas sobre ellos. Está deseando de gastar tiempo y energía simplemente por el hecho de trabajar y aprender sobre razas de perros. Su librería está llena de los mejores libros sobre ellos. Estudia su anatomía y su movimiento, las razones de la existencia del perro, los modos de comportamiento, los defectos y las virtudes. Saber que la despigmentación de una uña es una descalificación, en una raza determinada, no es mas que una cuestión de memoria; saber que una uña blanca indica que el perro lleva un gen blanco indeseable, es algo más profundo.

Imagen mental del tipo ideal de la raza. Un buen juez debe de tener una imagen mental del macho o la hembra ideal de una raza determinada. Juzgar es el arte de comparar diferencias; es decir, comparar las diferencias entre el perro al que se mira y la imagen mental del ideal. También comparar las diferencias entre los perros que son expuestos. Si se está observando a una hembra, debe de ser comparada con el ideal. Si se observa a dos hembras, cada una es comparada con el ideal y también comparada con la otra.

 

Observaciones objetivas. La facultad para observar exactamente las importantes diferencias entre el ideal y los perros expuestos es la base para una correcta decisión. La velocidad con que se hacen las correctas observaciones indica el grado de experiencia del juez y su perspicacia. La velocidad se adquiere con la practica correcta y constante en un periodo de tiempo.

Conclusiones (Juicios). Después de hacer observaciones objetivas y comparaciones, el juez debe tener la habilidad para evaluar al perro en conjunto, no por partes, y debe de seleccionar el mejor. Las preferencias del juez por la perfección de una determinada característica no deben de interferir en su juicio sobre el perro visto en su conjunto.

Un sistema de puntuación (dando un punto por cada parte observada) ayuda a evaluar las partes, pero es de poca ayuda a la hora de juzgar al perro en su totalidad. ¿Es la perfecta cabeza demasiado grande para el cuerpo perfecto? ¿Son las bonitas orejas demasiado grandes para la cabeza? Juzgar no es la aritmética suma de un determinado numero de formas, es un arte que requiere un criterio.

 

Criterios y honestidad. Un juez debe llegar a sus propias honestas conclusiones de forma independiente y tener la valentía de mantenerlas. Cuando hay muchos perros buenos en el ring y las decisiones son difíciles, el juez debe hacer lo que él sabe que es lo correcto, sin dar importancia a lo que opinan los espectadores o a los resultados de exposiciones anteriores. Mirar la calidad de un perro a través de ojos ajenos arruina pronto la reputación de un juez. Nada se deteriora mas rápidamente que la reputación de un juez sobre el que los expositores creen que está influenciado en sus juicios.

 

Habilidad para dar razones de forma efectiva. Un juez que puede dar sus razones, de forma correcta y exacta, del porque él ha elegido a un determinado perro, engrandece su propia reputación. La mayoría de la gente evalúa a los otros por la habilidad de razonar y la lógica que demuestran. La habilidad para hablar de forma convincente y persuasiva es muy deseable en un juez, siendo sincera. La mayoría de la gente se da cuenta en seguida del impostor.

 

Extraido de: "The Art and Science of Judging Dogs". Curtis & Thelma Brown. USA 1976.

Foto: FBCofE catálogo 1966/67. UK
© de la traducción: Pilar Hannan 2006

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Española para el Fomento de la Raza Bulldog Francés Notas Legales