Mejor ejemplar absoluto ranking 2016
Mejor ejemplar absoluto ranking 2016
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA EL FOMENTO DE LA RAZA BULLDOG FRANCÉS
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA PARA EL FOMENTO DE LA RAZA BULLDOG FRANCÉS

La espalda del Frenchie

Hemivértebra
Dr. Janice Durr Grebe, Ph.D

 

¡Piensa en el Frenchie ideal! ¡El colmo del encanto canino!, con su bella cara chata, espalda ondulada, pedazo de cuerpo, cola anudada, voluminosas arrugas! Sin embargo, al igual que todas las razas de perros los puntos que caracterizan a nuestros pequeños amigos no son sin coste. Llevan asociados un riesgo de problemas médicos.


Tanto los criadores como los propietarios de Frenchies deberían de estar informados sobre algunos de los problemas mas comunes que se ven en su raza. Criadores informados pueden ayudar a minimizar la incidencia de los problemas hereditarios mas predecibles, evitando así la pesadilla que la displasia y las cataratas juveniles han sido para otras razas. Por esta razón este artículo va enfocado a un común problema en Frenchies: Hemivértebra.

 

Dos problemas distintos afectan a la espalda que son,alarmantemente, vistos a menudo en razas braquicefalicas (chatas) y con cola atornillada, como por ejemplo, Bulldog Francés, Bulldog Inglés y Boston Terrier. Son malformaciones de las vértebras y degeneración de discos intervertebrales.

 

- 1º debemos considerar el mas común clínicamente significativo: Hemivértebra

 

- 2º Degeneración de disco. Mas vale prevenir que curar

Las espaldas caninas normalmente tienen de 49 a 53 vértebras, dependiendo de la largura de la cola.

 

La abreviada cola de tornillo de nuestro amigo tiene sobre 10 ó 15 menos. Los huesos perdidos son, por tanto, los de la cola. Las vértebras que están presentes en la cola normalmente están deformadas en los Frenchies.

 

Los huesos de la espalda, aunque todos tienen la misma básica estructura, están clasificados en varias regiones: 7 cervicales, 13 torácicos, 7 lumbares, 3 sacros y el resto los de la cola.

Cada vértebra en la elegante espalda de un Frenchie tiene una parte ventral (el cuerpo), y, entre cada pareja de vértebras están los discos intervertebrales. La alternancia del cuerpo y los discos forma un flexible soporte.

 

Un huesudo arco crece dorsalmente desde cada cuerpo dejando una abertura (dibujo 2). El amplio número de vértebras, unido al complejo desarrollo de cada una de forma independiente, predispone a la espalda a una alta probabilidad de errores.

 

Muchos defectos representan un desarrollo incompleto, como se ve en la hemivértebra.Este es un defecto congénito (presente al nacimiento) con base genética (heredable). Aunque parece muy improbable que la causa sea debida a un solo gen de clase dominante/recesivo.

 

La alta incidencia de hemivértebra en las razas braquicefalicas con cola atornillada es un reflejo de que la braquicefalia y la cola corta son verdaderas deformidades del esqueleto, las cuales han sido incorporadas a la raza. Bellas a la vista, pero malformaciones al fin. De hecho las vértebras de la cola atornillada son hemivértebras, cuya asimetría produce este elegante pequeño adorno en el trasero.

 

Pero lo que es estéticamente agradable en el trasero puede traer serias consecuencias en el resto de la columna.

Se forma hemivértebra cuando los dos extremos derecho e izquierdo de la vértebra no se desarrollan de forma correcta. Produciendo un cuerpo vertebral con forma de mariposa visto desde arriba.

 

Las dos mitades a menudo crecen de forma desigual, produciendo un cuerpo vertebral con forma de cuña. Dependiendo hacia donde se dirige el lado grueso de la cuña, esto puede causar una dorsal curvatura (quifosis) o una lateral curvatura (escoliosis).

 

Tanto como el hueso está doblado así dobla el canal de la espina; y cualquier deformidad de este canal puede comprimir la medula espinal y / o su aporte sanguíneo, produciendo serios efectos.

Si la función de la medula espinal está dañada por la compresión directa o por un problema vascular, el animal puede mostrar dolor o perdida de sensación debido a la interrupción de los circuitos sensoriales.

 

Si el nervio de los circuitos motores de la medula está afectado, el resultado será debilidad o parálisis, sobre todo de los miembros traseros. Cualquier parte del cuerpo que es abastecida por este nervio puede ser afectada a partir de donde este el daño en la medula espinal.


Varios estudios han informado de diferentes tipos de hemivértebras en perros. Las vértebras que mas a menudo se ven afectadas son desde la novena hasta la onceava vértebra en la caja torácica.

 

Aquí puede haber cambios secundarios en el costillar. Hay muchos casos, a menudo afectados solo por una hemivertebra, en los cuales no se han visto problemas clínicos. Siendo detectada la malformación solo accidentalmente, si acaso. Si mas de una vértebra está afectada, la probabilidad de problemas clínicos se incrementa debido a un mayor grado de curvatura.


En aquellos raros casos en los cuales el perro muestra algunos signos clínicos, la perspectiva no es buena.

 

Frecuentemente los síntomas comienzan a la edad de tres o cuatro meses, con un rápido comienzo de debilidad en los cuartos traseros. A menudo precedido por un movimiento anormal que suele ser notado solo retrospectivamente.

 

Puede haber dolor a la palpación de la espalda al nivel de la hemivertebra, con varios grados de curvatura. Mas tarde puede ser tan sutil que solo es detectable radiograficamente.

 

En cachorros que muestran tales síntomas, la parálisis de los miembros traseros empeora, los músculos se desgastan, y el control de la vejiga y los intestinos se puede perder.

 

En la mayoría de los casos hay que enfrentarse con la horrible decisión de la eutanasia.

 

Hemivértebra, tanto la de forma de cuña como la de mariposa, es muy común en Frenchies, y cuando una sola está presente es muy raro que cause problemas.

La heredabilidad de la hemivértebra en visones es debida a un gen recesivo. En humanos, es familiar pero no se hereda de forma directa y previsible. En Frenchies, la hemivértebra es tan común que puede ser un inevitable efecto de la condición de condrodistrofia que caracteriza a la raza.

 

Condrodistrofia, palabra que significa “mala alimentación del cartílago”, es una condición en la cual el esqueleto del feto que primero es cartilaginoso (como un molde), no tiene suficiente aporte de sangre y no se desarrolla de forma apropiada. El resultado es que los huesos que reemplazan el molde del cartílago estarán mal formados. 
Esta pobre alimentación del cartílago también causa un temprano deterioro del cartílago de los discos intervertebrales. A menudo esto conduce a una degeneración prematura del disco y da lugar a una hernia. 


Los huesos largos de las patas son mal formados por la condrodistrofia de forma que causa un engrosamiento de las terminaciones de los huesos. Esto es lo que la afición al Frenchie premia como bueno, realmente una malformación y un indicador del grado de la condrodistrofia. En la columna, la condrodistrofia aumenta la incidencia de vértebras mal formadas. Cuanto mas acusada es la condrodistrofia mas grande es la incidencia de malformaciones. 

 

Por desgracia no tenemos datos precisos sobre la real frecuencia de hemivértebra en nuestra raza. No se sabe si tiende a ser mas frecuente en unas líneas que en otras. Para determinar esto se necesitaría hacer una investigación radiográfica de familias enteras y hacer un seguimiento a través de varias generaciones. Dado que la mayoría de las hemivértebras son detectadas debido a radiografías hechas por otras razones, está claro que son normalmente asintomáticas.


La mayoría de los problemas en las espaldas de los Frenchies son causados por la degeneración de los discos intervertebrales.

 Por esto es difícil saber si un perro que padece hemivértebra es apto para criar. Si una hembra tiene mas de una hemivértebra, o si tiene algún signo de deformación del canal medular, inestabilidad en la columna, debilidad muscular y/o dolor relacionado con hemivértebra, no se debería de usar para criar debido al esfuerzo adicional que el embarazo produciría en su espalda.


Si un perro o hembra tiene varias hemivértebras o ha producido cachorros con múltiples hemivértebras y /o problemas con síntomas en la espalda, probablemente no debería de ser usado para criar. Pero si un ejemplar con una sola hemivértebra y sin problemas clínicos y sin problemas de salud, que posee deseables características para la raza que deban de ser transmitidas, entonces criar (especialmente con otro ejemplar con una buena espalda) con él puede ser correcto.

 

Si un criador puede encontrar un veterinario que atiende a un buen numero de Frenchies (y otras razas afectadas de hemivértebra como Pug, Bulldog Inglés y Boston Terrier), este veterinario podría ayudar a evaluar las espaldas de potenciales ejemplares de cría con radiografías y exámenes físicos. Asi mismo podría aconsejar al criador sobre los pros y los contras de criar con un animal dado.

Un veterinario comprometido de esta forma también podría ayudar a reunir el tipo de información que se necesita en orden para aprender mas sobre esta condición y así se podría, por crianza selectiva, disminuir su incidencia en el Bulldog Francés. Como con la mayoría de los asuntos genéticos la prioridad es concienciar a los criadores para que sean diligentes en el análisis de sus perros y honestos y abiertos para compartir información sobre ellos.

 

Cualquiera que ama nuestra raza debería de estar alertado sobre sus problemas, en especial sobre aquellos que pueden debilitar y/o tener un tratamiento de por vida. El perro mas bello en el mundo es en vano si él muere joven; y la pena resultante por la perdida de una querida mascota es un alto precio. 


Cada Frenchie es un preciado obsequio, y deberíamos hacer todo lo que está en nuestra mano para darles la mejor y la mas larga vida posible.

 

Extraido de "Healthy Frenchies: an Owner´s Manual". Publicado por ArDesign. USA.1998 Primera publicación en el "French Bullytin", Vol. 3 No 2.1984 © de la traduccion Pilar Hannan. Cantabria, 2000

 

Las fotos de Bulldog Francés que aperecen en este artículo son simplemente figurativas.

Hablando de Espaldas 2

Enfermedad de discos intervertebrales 

Dr. Janice Durr Grebe, Ph.D

 

La degeneración precoz de los discos intervertebrales, igual  que la hemivértebra, es un problema demasiado común en el Bulldog Francés.

 

En Suecia las investigaciones indican que los Frenchies son la  segunda raza en incidencia de este problema después de los Dachshunds. No hay datos disponibles en cuanto a la frecuencia de esta condición en USA, pero parece ser alta aquí también.

 

Los investigadores creen que las razas mas comúnmente afectadas son las razas acondroplásicas, en las cuales un desarrollo anormal de los huesos da como resultado un acortamiento de las patas y la nariz. En estas razas la condrodistrofia predispone a que los discos se conviertan en un tejido anormal cuya consistencia no es la adecuada para el funcionamiento correcto del disco. Siendo así que en las partes de la espalda que están mas sujetas a esfuerzos mecánicos estos discos degenerados se pueden rasgar o sobresalir.

 

Es probable que una tendencia hacia la enfermedad de los discos, como la hemivértebra es un efecto secundario de los defectos del desarrollo que caracterizan a nuestra adorable raza. Sin embargo en algunas líneas de Frenchies la incidencia es mas alta que el promedio siendo añadido a los problemas genéticos generales de la raza.

 

Excesiva consanguinidad (inbreeding y linebreeding) incrementaría la probabilidad de indeseables características así como incrementaría las deseables. Como con otros problemas inherentes a la raza que acompañan las características deseables, una perfecta conformación puede ser demasiado cara si su coste es la salud o la vida del Frenchie. Puede ser de sabios reconsiderar el estándar de la raza periódicamente para ver si un pequeño cambio podría producir una raza mas saludable.

 

El primer paso a seguir con este o cualquier otro problema de salud es educar igualmente a los amigos del Frenchie, criadores y propietarios en cuanto a la naturaleza de la enfermedad, sus signos clínicos, pronostico y tratamiento.

Bajo estos bellos pliegues y arrugas en la espalda de un Frenchie está la columna vertebral, formada de 7 vértebras cervicales, 13 torácicas, 7 lumbares, 3 sacras y un numero variable en la cola. Este ultimo grupo muy reducido y formado, generalmente, por vértebras anormales que dan origen a la "cola de tornillo" (Figura 1)

Entre las partes ventral sólidas (cuerpo) de cada par de vértebras adyacentes se encuentra un flexible cojín, como un disco, compuesto de un sobre externo resistente y fibroso (annulus).

 

Este contiene una especie de gelatina en su interior (nucleus). Bien debido a la edad o a una prematura degeneración de disco, puede ocurrir una deshidratación, resultando así una perdida de elasticidad.

 

El núcleo del disco puede entonces llegar a espesarse, hacerse fibroso y finalmente calcificar. Estos cambios degenerativos, generalmente presentes en los perros viejos de cualquier raza, a menudo ocurren prematuramente en las razas acondroplásicas.

 

Aunque los cambios en los discos se pueden ver en las radiografías como estrechamientos de los espacios intervertebrales, mas la presencia de depósitos de calcio en el hueco, la degeneración de los discos no causa en si misma síntomas clínicos.

 

El problema surge cuando parte o todo el disco sale de su posición normal intervertebral fuera y ejerce una presión sobre el canal de la espina. Causa así una inflamación y/o una compresión de la medula espinal. A veces acompañado por hemorragias procedente de los vasos sanguíneos en el fino tejido que rodea la medula espinal. Los términos hernia de disco, protusión, ruptura, extrusión y prolapso han sido aplicados para diversos tipos de problemas.

Sin embargo, nosotros nos referiremos para cualquier desplazamiento de todo o parte del disco fuera de su intervertebral espacio como protusión de disco. Un disco degenerado puede sobre salir lentamente o muy rápido. Puede ocurrir sin razón aparente o como resultado de un trauma.

 

Una cosa tan simple como el salto de un sofá puede hacer salir un disco enfermo. Así que mejor no permitir a un Frenchie subir a los muebles. 

La protusión normalmente ocurre dorsalmente, en la línea media, dentro del canal de la espina que contiene la medula (figura 1). La protusión ventral es rara porque el anillo (annulus) es mas grueso ventralmente y está reforzado por un fuerte ligamento.

 

Los discos específicamente mas afectados son los que se encuentran en la zona torácico-lumbar, entre las vértebras T11 a L2 (donde se estima que ocurren el 60%) y también en el área cervical, específicamente entre las vértebras C2 a C4 (figura2).

 

Los nueve discos localizados entre las vértebras T1 a T10 raramente se salen porque están reforzados dorsalmente por ligamentos asociados a las costillas que están unidas a estas vértebras. Cuando la degeneración de disco es una consecuencia de la edad (en perros de 10 años o mas) los discos de las cervicales son los mas afectados.

 

En los casos prematuros, como a menudo se ven en Frenchies, los discos con alta incidencia de degeneración se encuentran en la zona cervical y torácico-lumbar, siendo esta ultima la mas comúnmente afectada.

 

La protusión de discos degenerados prematuramente es mas frecuente en perros que están entre 3 y 5 años, aunque cambios degenerativos en los discos se han observado tan temprano como a los 4 meses.

 

Ambos sexos se ven afectados por igual.

Sintomas clínicos

Los síntomas que el perro mostrará dependerán de la localización del disco salido y la extensión de la zona medular dañada.

El canal que contiene a la medula espinal en la región cervical es mucho mas amplio, así que hay relativamente mas espacio alrededor de la medula.

También el grado de compresión medular es generalmente menos grave y produce menos síntomas serios que en la región torácico-lumbar, donde la medula ocupa sobre el 80% del espacio disponible en el canal de la espina. La protusión de un disco cervical produce dolor pero poca, si alguna, debilidad o parálisis.

 

El perro caminará con la cabeza extendida (recta) y los músculos del cuello rígidos. Si se manipula el cuello, el dolor es agudo; y durante un ataque intenso el cuerpo del perro se rota. Si hay músculos afectados generalmente se tropezará con los miembros delanteros o con los nudillos. Especialmente cuando el disco afectado es uno de los mas posteriores del grupo cervical. 

 

El diámetro mas pequeño del canal en la región torácico-lumbar dará origen a una mas seria compresión de la medula con una probabilidad mayor de parálisis de los miembros traseros. Añadido a la compresión directa de la medula, un disco salido, puede también causar una inflamación de la medula, y/o una hemorragia debido al daño causado a los vasos sanguíneos en los finos tejidos que la rodean. Varios circuitos sensoriales y motores están contenidos en zonas especificas de la medula y el tipo de parálisis, mas la presencia o ausencia de dolor, son pistas para deducir hasta donde se ha extendido el daño en la medula.

 

La figura 3 ilustra un corte en sección a través de la columna, canal y medula.

Los números 1, 2 y 3 muestran la localización de tres importantes circuitos en el cordon medular.

Números 1 y 2 representan circuitos que controlan el movimiento muscular, mientras el numero 3 representa el circuito del dolor.

 

Si un disco saliente causa una lesión que se extiende dentro de la medula tanto como la línea B, interrumpiendo los circuitos 1 y 2, entonces a los miembros posteriores les faltará tono muscular y mostrarán una parálisis flácida. El dolor aun estará presente.

 

En los casos mas serios, cuando la lesión medular se extiende por la línea C, y afecta a los tres circuitos, entonces los miembros posteriores presentarán una parálisis, pero la perdida del circuito del dolor en el área numero 3 dará como resultado una ausencia de dolor.

 

Esta combinación de síntomas indica el caso mas grave de lesión medular, unido a la recuperación menos favorable. 

Tratamiento

Cuanto mas rápido sea el diagnostico y tratamiento de esta enfermedad mas oportunidad para su recuperación, especialmente cuando los síntomas indican que la lesión medular es de menor extensión.

 

La terapia con corticoides y otros antinflamatorios puede ayudar a reducir la inflamación y tumefacción de la medula.

 

Cuando esta terapia va emparejada con (tranquilizantes), la mejoría se puede notar de inmediato. Sin embargo, un alivio del dolor puede reducir la cautela del perro y permitirle moverse demasiado, de tal forma que el disco sobresalga mas. Es una buena idea mantener restringidos sus movimientos durante la convalecencia.

 

A la mayoría de los Frenchies les encanta descansar de todas formas así que no será difícil para ellos. 

 

Para mantener el tono muscular será necesaria fisioterapia. Incluye masaje y manipulación de los miembros, baños de burbujas y paños calientes aplicados a la espalda. Ultrasonido puede ayudar también para incrementar el riego sanguíneo en la zona afectada, aliviando los espasmos musculares que causan el dolor. Los cuidados deben incluir también el mantenimiento de la piel limpia y seca, previniendo ulceras en la piel.

 

Si hay una perdida de vejiga o de intestino, la vejiga debe de ser vaciada dos veces al día por presión manual para prevenir una infección. También se pueden poner enemas para prevenir retención fecal.

 

Algunas o todas estas medidas pueden ser necesarias para ayudar al perro mientras se recupera, si la condición es tratable. Sin embargo, si no responde a ningún tratamiento medico o quirúrgico, la eutanasia será la opción mas bondadosa. Dolor y parálisis no es vida para un perro, en especial un Frenchie. 

 

Si está indicada la cirugía (llegado a este punto el propietario considerará la opción de su veterinario, y puede desear consultar con un especialista para una segunda opinión) hay dos posibles intervenciones a considerar. Un método a seguir para aliviar la presión en la medula es el de fenestración, en la que la materia sobresaliente del disco es eliminada desde el espacio intervertebral con una aguja o un raspador. 

Esto se puede hacer bien por aproximación ventral o lateral (figura 4) y es mas comúnmente hecho en la zona cervical.

 

Se hace una abertura en el exterior del annulus del disco, y su núcleo es eliminado a través de la abertura. Con este método, el canal de la espina no se invade, minimizando el peligro de herir la medula.

 

Otro tratamiento quirúrgico, utilizado mas a menudo para descomprimir la medula en la zona torácico-lumbar, es eliminar la mitad o todo el arco dorsal de la vértebra (hemilaminectomía o laminectomía). La figura 4 muestra la porción de la vértebra eliminada.

 

Si hay parálisis la cirugía puede estar justificada si la condición general del perro lo permite.

 

En la zona torácico-lumbar donde el canal es mas pequeño y no puede acomodar tanta hinchazón, la descompresión debe de ser hecha dentro de los 5 ó 7 días, cuanto antes mejor. Puede ser retrasada en la zona cervical. 

 

Esperamos que enseñando a reconocer y manejar los problemas de salud de nuestra raza a los criadores y propietarios, nosotros seamos capaces de ver una gradual mejoría en la salud de nuestros cachorros así como se ve en su aspecto.

 

Si los criadores se comunicaran abiertamente unos con otros sobre los problemas potenciales en sus líneas, tanto como sobre las características deseables, y si hicieran cruces abiertos ocasionalmente para reducir la incidencia de problemas, la raza entera se beneficiaria.

 

Nosotros debemos de tener en cuenta que la salud y la longevidad es una importante característica así como las orejas de murciélago y arrugas; de lo contrario nosotros no somos realmente amigos de nuestros Frenchies. 
 

Extraido de "Healthy Frenchies: an Owner´s Manual". Publicado por ArDesign. USA.1998 Primera publicación en el "French Bullytin", Vol. 3 No 2.1984 © de la traduccion Pilar Hannan. Cantabria, 2000

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Española para el Fomento de la Raza Bulldog Francés Notas Legales